martes, 26 de febrero de 2013

Arrendar o comprar?



Seguramente más de alguna vez nos hemos hecho la pregunta ¿Pagar arriendo es botar la plata a la basura? En más de alguna ocasión hemos escuchado que es mejor pagar un dividendo que un arriendo,  y que es preferible invertir en un bien raíz que botar la plata en un arriendo mensual. La verdad es que al decir esto no tomamos en cuenta que el arriendo es el pago por el derecho de habitar un inmueble, por lo tanto no podemos considerarlo tan livianamente como un despilfarro.

Para responder qué resulta mejor, tenemos que considerar varias cosas. Si quieren que me matricule con una respuesta rápida y aplicable al 90% de las personas comunes y corrientes, que vivimos de nuestro sueldo y que pagamos el arriendo sacándole una tajadita) les puedo decir que la mejor opción es seguir arrendando, pero dejando una colita, y ahorrarla para poder dar un pie en el futuro.

Comprar una propiedad no es lo mejor siempre y en todos los casos. Comprar un inmueble debe ser visto como una inversión, y en este sentido debemos considerar si nos rentará más que otras oportunidades de inversión. En el caso de la propiedades, la rentabilidad está dada por la plusvalía de la propiedad menos la inflación, menos todos los desembolsos que debamos hacer en ella (contribuciones, gastos comunes, pagos de servicios, mantenciones, reparaciones, seguros). Si es nuestra mejor opción, entonces adelante con la compra.

Así las cosas, hay oportunidades en que es mejor arrendar que comprar, por ejemplo cuando necesitamos una vivienda temporal, o cuando queremos ahorrar para el pie y provisoriamente nos cambiamos a un lugar más barato. Qué resulta mejor también depende de las oportunidades, por ejemplo, es mejor un arriendo pagado con los intereses que obtengo de una inversión que con los billetes sacados de debajo del colchón. Para la gente común y corriente es mejor arrendar cuando el dividendo significaría una porción demasiado grande del sueldo, cuando no se tiene acceso a créditos hipotecarios con tasa conveniente, y también cuando los ingresos mensuales son tan variables que sabemos que no podremos pagar los dividendos todos los meses.

Muchas veces idealizamos la compra de la vivienda, y pensamos que pagar un dividendo es como echar billetes a nuestro chanchito. Pero no, ojo que el dividendo tiene dos patitas (capital e intereses) por lo que si nuestras negociaciones fueron malas o compramos en un mal momento, terminaremos pagando dos o tres veces la propiedad y habremos perdido la oportunidad de invertir esos morlacos en oportunidades más rentables, durante largos 20 años.

Arrendar o comprar? en El Huaso Capitalista

2 comentarios:

  1. Que buen blog Mauri. Estoy leyendolo porque soy un desastre financiero, muy desordenada y quiero ver casa propia. Te escribiré si estoy con dudas. Saludos por allá! Mariela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida M. muchas gracias por tu comentario y quedo atento a tus consultas financieras. Y feliz cumpleaños atrasado!!!

      Eliminar